jueves, 23 de abril de 2015

Una de las peores formas de dar volumen a los labios

No sé si conocéis el nuevo invento que se está poniendo de moda para dar más volumen a los labios durante un par de horas, pero se trata de un simple aparatito de plástico que se suele vender por 20 dólares y consiste en meter los labios dentro y aspirar hasta hacer vacío y succionar el aire. La aspiración y la presión hace que cuando sacas los labios, estos se hallan convertido en un par de morcillas, porque no tiene otro nombre. No sé si la efectividad de este aparato será tal y como se pinta, pero aún siendo cierto, me parece que el afán por conseguir lo que no tenemos cada vez más roza lo absurdo. 

Nada más verlo, pensé en lo perjudicial que debe ser aspirar una y otra vez y llevar a los labios a tal punto de presión, solo para que acaben tan hinchados como si hubieras recibido un golpe en ellos. Y efectivamente, después de investigar y leer toda clase de información he corroborado los efectos dañinos que puede conllevar el uso de este simple aparato. Un método con tal funcionamiento no podía ser bueno de ninguna manera. 
En primer lugar, este dispositivo lo que consigue es dilatar los vasos sanguíneos y capilares de los labios, de ahí el aumento del grosor,  lo que puede provocar un endema (es decir, acumulación de liquidos en cierta zona del cuerpo, en este caso los labios). Además, al estar dando de sí una zona tan sensible conlleva a que lo más posible es que al final acabes con un par de labios colgantes y flácidos al dar de sí una y otra vez esta zona. En palabras de cirujanos, usar frecuentemente este nuevo invento puede provocar manchas vasculares o arañas vasculares. 
Aquí os dejo la declaración completa:

De esta manera, a las mujeres que abusen de Fullips, pueden aparecerles a largo plazo "manchas vasculares azuladas o arañas vasculares o telangectasias, además de una mayor cantidad de líneas y arrugas en la zona por la distención brusca del tejido".

¿De verdad merece la pena arriesgar la salud por una cuestión estética?

Creo que existe muchas otras formas de agrandar los labios y no, no estoy en contra de la cirugía, pese a que también conlleva una serie de problemas, pero al fin y al cabo las personas que quieran inyectarse colágeno presupongo que son consecuentes con lo que hacen o se informan primero, pero el problema que yo le veo a este método es que cualquiera puede estar al alcance de él, sobretodo un sector de la población joven y menos concienciado con los efectos negativos que puede provocar y no me extrañaría ver dentro de poco a una gran cantidad de adolescentes con los labios hinchados y un Fullips ( así se llama) en el bolsillo.
Todo el mundo parece maravillado por la instantaniedad del producto sin pararse a pensar primero.
Yo desde luego no me dejo engañar por la ''mágia'' que ofrece, ya que valoro mi salud por encima de todo y si quiero agradar mis labios, pues recurriré a un perfilador. Pero para aquellas que piensen utilizarlo, mi consejo es que no abusen de él y así no sufrirán posibles efectos secundarios a largo plazo. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario